Tarifas Fibra Óptica

  • Jazztel 900 834 030

    Fibra Óptica - Contrato

    0€/mes 3 meses

    • Fibra Óptica 50 Mb GRATIS 3 meses
    • Fijo: llamadas a fijos y 180 min a móviles
  • Fibra Óptica - Contrato

    14,90€/mes 12 meses

    • Fibra Óptica 50 Mb
    • Llamadas ilimitadas a fijos y móviles nacionales
    • Gratis 3 meses TV Total y 1 mes HBO
  • Fibra Óptica - Contrato

    19,90€/mes hasta 2018

    • Fibra Óptica 30 Mb
    • Fijo: llamadas ilimitadas a fijos + 1100 min/ mes a móviles
  • Fibra Óptica - Contrato

    27,90€/mes 12 meses

    • Fibra Óptica 300 Mb
    • Llamadas ilimitadas a fijios y móviles nacionales
    • Gratis 3 meses TV Total y 1 mes HBO
  • Fibra Óptica - Contrato

    19,90€/mes hasta 2018

    • 100 Mb Fibra Óptica
    • Fijo: llamadas ilimitadas a fijos + 1100 min/mes a móviles
  • Movistar 900 200 637

    Fibra Óptica - Contrato

    14,90€/mes 12 meses

    • 50 Mb Fibra Óptica
    • Fijo: llamadas ilimitadas a fijos + 550 min a móviles
    • Alta e instalación de fibra gratis
    • ¡Promoción solo online!
    900 200 637Ver oferta
  • Orange 900 901 384

    Fibra Óptica - Contrato

    14,95€/mes 12 meses

    • 50 Mb Fibra Óptica simétrica
    • Fijo: llamadas a fijos ilimitadas + 1000 min a móviles
  • Fibra Óptica - Contrato

    31,90€/mes 12 meses

    • Fibra Óptica 50 Mb
    • Llamadas a ilimitadas a fijos y móviles nacionales
    • Gratis 3 meses TV Total y 1 mes HBO
  • Movistar 900 200 637

    Fibra Óptica - Contrato

    26,90€/mes 12 meses

    • 300 Mb Fibra Óptica
    • Fijo: llamadas ilimitadas a fijos + 550 min a móviles
    • Alta e instalación de fibra gratis
    • ¡Promoción solo online!
    900 200 637Ver oferta
  • Vodafone 900 878 393

    Fibra Óptica - Contrato

    14,90€/mes 12 meses

    • 50 Mb Fibra Óptica simétrica
    • Llamadas ilimitadas a fijos y móviles
    • Gratis 3 meses TV Total y 1 mes HBO
    900 878 393Ver oferta

¿Aún no sabes qué tarifa elegir?

Mejora tu búsqueda de tarifas con estas sugerencias:

Qué es la fibra óptica

La fibra óptica es una tecnología de banda ancha fija ultrarrápida que permite navegar en casa a la mayor velocidad posible. En lugar de utilizar cable de cobre como sucede con el fijo tradicional y el ADSL, utiliza un cable de vidrio especial que tiene una velocidad de transmisión de datos mucho más alta.

A día de hoy, existen dos grandes tipos de fibra óptica en función de la tecnología que utilizan:

- Por un lado está el híbrido de fibra y coaxial, que se conoce con las siglas HFC. Esta tecnología usa la red de cable de vidrio, pero la conexión de la casa a la red general emplea el cable de cobre coaxial tradicional.

- Por otro lado tenemos la fibra hasta el hogar, conocida por sus siglas en inglés FTTH. En esta modalidad, toda la instalación hasta el hogar del consumidor sí emplea cable de vidrio. Es la opción que permite conexiones más rápidas, con velocidades de descarga de más de 100 MB.

Además, la fibra óptica óptica puede ser simétrica o asimétrica. Si es simétrica, la velocidad de subida y la de bajada son iguales, pero si es asimétrica la velocidad de subida siempre es inferior a la de descarga.

Historia de la fibra óptica en España

El primer tipo de fibra que aparece en España es el HFC. Es el que empezaron a utilizar operadores como ONO y Euskaltel a partir del año 2003, permitiendo cada vez mayores velocidades de descarga con respecto al ADSL tradicional. En 2007, de cada 5 clientes de banda ancha, 1 era de HFC. Desde entonces ha seguido creciendo de forma contenida por la llegada de la fibra hasta el hogar, aunque el año 2015 acabó con un 12% más de usuarios de fibra híbrida, en gran parte debido a la compra de ONO por Vodafone.

Hasta el año 2010, la fibra óptica FTTH sólo existía en España en un puñado de hogares de zonas muy concretas. Tras un tiempo probando esta tecnología en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón y en el barrio cercano de Campamento, Movistar lanza en enero de 2010 su oferta de fibra hasta el hogar. En los años siguientes, al no tener competidores, el principal operador español obtiene unos resultados espectaculares, alcanzando el millón de clientes en 2014 y con crecimientos anuales del 121% tanto en 2011 como en 2014.

A finales de 2013, Vodafone, Orange y Jazztel responden a esta situación invirtiendo en la instalación de su propia red de fibra. En marzo de 2016, los operadores alternativos habían conseguido mejorar su cuota de mercado en FTTH hasta el 31%, alcanzando en total más de un millón de clientes pero aún lejos de Movistar, que en el año 2013 llegó a controlar el 98% del sector.

El éxito de la fibra óptica de Movistar ha motivado otros cambios profundos en el sector, que se ha concentrado en los últimos años para competir con el principal operador español. En julio de 2014, Vodafone compra ONO por este motivo, y en julio de 2015 Orange hace lo propio con Jazztel. Debido a esta concentración, MásMóvil compra parte de la red excedente de Jazztel y entra en el mercado de la banda ancha en mayo de 2016 con la intención de convertirse en el cuarto operador español.

Hoy en día, los operadores que ofrecen banda ancha con fibra óptica en toda España son Movistar, Vodafone, Orange, Ono, Jazztel, MásMóvil. A nivel regional está disponible con Euskaltel y RedMovil, Oceans, Knet y en ámbito local también con Adamo.

Qué incluyen las tarifas de fibra óptica

Las tarifas de fibra óptica incluyen una conexión de banda ancha que permite navegar a gran velocidad en tu casa, con velocidades superiores al ADSL, de entre 20 y 1000 MB, dependiendo de la tarifa, el operador y la cobertura de la que se disponga.

La mayor parte de las ofertas de fibra incluyen llamadas desde el teléfono fijo, aunque en otros casos es posible contratar sólo la banda ancha, sin teléfono. En todos los casos las llamadas a fijos son gratuitas e ilimitadas y también incluyen minutos a móviles, que van desde bonos de apenas 50 minutos hasta otros de 1.000 o incluso ilimitados.

Casi todas las tarifas conllevan un compromiso de permanencia de 12 meses, según el cual si el cliente desea cambiar de operador debe pagar una penalización. No obstante, algunos operadores optan por no establecer permanencia para sus ofertas, como es el caso de ONO y Vodafone, o bien su compromiso es de apenas 3 meses (MásMóvil).

La cobertura de fibra óptica es un proceso en expansión. En las principales localidades del país, los usuarios ya pueden elegir entre HFC o FTTH y decidirse entre varios operadores, pero en las zonas más apartadas puede no alcanzar la cobertura de estos servicios. En abril de 2016, Movistar tenía cobertura de fibra en más de 14 millones de hogares, Vodafone y ONO en 8,2 millones, Orange y Jazztel en 7,4 millones y MásMóvil en 800.000.

Para subsanar estas diferencias y fomentar la competencia, la Comisión Nacional para el Mercado y la Competencia (CNMC), aprueba en febrero de 2016 una nueva normativa para el sector de la banda ancha fija. Según esto, Movistar está obligada a alquilar su red de fibra óptica a otros operadores en los lugares en los que no haya otras redes, y además sin limitaciones de velocidad. Gracias a esta nueva regulación los competidores pueden ofrecer banda ancha ultrarrápida donde no tienen cobertura con la llamada fibra indirecta.

En cuanto a los costes de instalación, cambiarse a fibra óptica no supone ningún gasto para los clientes. En la mayoría de los casos es necesario que los técnicos hagan cambios en la central y en domicilio, pero ningún operador cobra por esto a sus clientes ni a quienes hagan una portabilidad desde otra compañía. Lo que sí puede conllevar un coste es el alta de una nueva línea para quienes no tuvieran ningún servicio.

Pros y contras de la fibra óptica

Ventajas:

  • La fibra óptica es la tecnología actual que permite mayores velocidades de descarga, hasta los 300 MB en la mayoría de casos, aunque hay casos aislados de hasta 1.000 MB. Además, gracias al cable de vidrio, la velocidad real que le llega al usuario apenas sufre pérdidas, al contrario que sucede con el ADSL. Asimismo, esta tecnología es la única que permite navegar de forma simétrica, con la misma velocidad de subida que de bajada.
  • Gracias a que la fibra permite un mayor ancho de banda, quienes la contraten pueden acceder también a productos adicionales, en especial servicios de TV. Desde su llegada se ha incrementado enormemente el número de hogares que contratan servicios de contenido multimedia, gracias sobre todo a la inclusión gratuita de este producto en las tarifas Fusión de Movistar desde el año 2014.
  • Desde la aprobación de la nueva regulación de la CNMC, la competencia en el sector es mayor gracias a que los demás operadores pueden acceder (mediante alquiler) a la red de fibra de Movistar. Así, los clientes ya disponen de varias ofertas entre las que elegir.
  • El cable de vidrio es más resistente que el de cobre, por tanto es menos susceptible que sus usuarios sufran cortes por averías en el servicio. Esto, sumado a que las centrales de fibra son más fáciles de mantener, hace que a largo plazo resulte más rentable para las compañías.

Desventajas:

  • La fibra óptica aún no está disponible en todas las zonas de España. Requiere de una instalación lenta y costosa, por lo que las áreas alejadas y con poca población donde no resulte rentable es posible que no lleguen a disponer de este servicio. Desde la entrada en vigor de la nueva normativa de la CNMC (febrero de 2016), además, Movistar ha frenado su despliegue de red ultrarrápida.
  • El coste de las tarifas de fibra óptica es mayor que el del ADSL, por lo que aunque el servicio sea mejor, también el consumidor paga más en su factura.
  • Las reparaciones son más complejas, así como llevar a cabo instalaciones en el interior de los edificios por la rigidez del cable de vidrio.

Si quieres consultar las condiciones y qué servicios concretos incluyen cada una de las tarifas de fibra óptica disponibles, puedes acceder al comparador de tarifas, donde además puedes compararlas con otras.